Usted está aquí

Sopa de Pan Zapotlán, Jalisco

Sopa de Pan Zapotlán, Jalisco

La gastronomía es uno de los grandes componentes que nos permite conocer la identidad, tanto social como cultural, y en este sentido el maíz en México juega un papel representativo.

 

Un ejemplo de ello es Jalisco, donde se hace un altar con tamales a la víspera de un nacimiento, luego dichos tamales se reparten entre aquellos que llegan a conocer al bebé y visitar a la familia. Paradójicamente, la muerte también se acompaña de maíz, ya que a los difuntos se les entierra con algunas tortillas o gorditas y un poco de agua, debido a la relación que hacen entre el mundo espiritual y el maíz.

 

A este grano tan popular los tapatíos dedican la mayoría de sus fiestas y ceremonias, cuya característica es la gastronomía que mezcla la cocina española y mexicana desde los tiempos de La Conquista, de esta combinación nació uno de los platillos más emblemáticos de Jalisco: la “sopa de pan o sopa de indio”.

 

Oriunda de Zapotlán, surgió hace 463 años cuando fray Juan de Padilla, nacido en Andalucía, enseñó a los indígenas su preparación utilizando ingredientes locales. Más que una sopa, es un potaje de garbanzos remojados varias horas sin pellejo que se guisa con jitomate, cebolla, ajo, chícharos, zanahorias, caldo de gallina, manteca de cerdo, huevos cocidos y col. Las estrellas deeste potaje son el pan “birote dorado” de un sólo lado, que se introduce en medio o encima, y la cama de tortillas de maíz que se coloca al fondo de la cazuela donde se servirá. Este platillo es descrito por aquellos que lo conocen como una auténtica delicia por la que bien vale la pena romper la dieta.

Sección: