Usted está aquí

Socavón vació laguna en 24 horas

Socavón vació laguna en 24 horas

 

Dos terceras partes del agua dulce de lo que era la Laguna Chakanbakán desaparecieron en menos de 24 horas, presuntamente a consecuencia de una falla geológica que provocó al menos tres socavones que drenaron el cuerpo de agua.

 

La Secretaría de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo investiga las causas de este fenómeno que significó la desaparición de varias especies en este lugar, ubicado en el ejido Nicolás Bravo (Laguna Om).

 

La laguna tenía una extensión de 20 hectáreas y ahora únicamente quedan cinco, en las que se aglomeran especies de peces, cocodrilos, tortugas, entre otras.

 

De acuerdo con la delegación de la Conagua, fueron tres los socavones, uno de ellos de 10 metros de diámetro, los que secaron la laguna.

 

“La laguna se secó en una extensión bastante grande, más o menos 15 hectáreas, hasta ayer quedaban como cinco hectáreas, con un tirante de agua muy bajo. No sabemos si continuará secándose, pero ahí, en ese laguito están arrinconados cocodrilos, tortugas y peces. Chakanbakán da vida a muchos animales, muchas especies que ayer prácticamente desaparecieron”, explicó José Luis Blanco Pajón, delegado de Conagua.

 

La Laguna Chakanbakán es cercana al sitio arqueológico del mismo nombre, y está a dos kilómetros y medio de la carretera Caobas-Nuevo Bécar, entre la reserva de la Biosfera de Calakmul y la reserva natural del ejido Laguna Om, conocido como el Santuario del Jaguar. En este lugar trabajan en la actualidad científicos de la UNAM junto con los ejidatarios en un proyecto ecoturístico.

 

Fuente: El Heraldo de México

Sección: