Usted está aquí

El pan de muerto más grande de México

El pan de muerto más grande de México

Desde la época Colonial existe una dulce tradición que se repite cada 1 y 2 de Noviembre: el pan de muerto es uno de los manjares preferidos para celebrar a los difuntos que nos visitan desde el más allá. Cada Estado tiene formas particulares de prepararlo pero ninguno es como el que en Puebla se atrevieron a hornear; un pan de muerto de 1.4 toneladas de peso que ahora es parte de lo que hace a México Sorprendente.

Puebla está catalogada como una de las 5 entidades que registra el mayor consumo de pan de muerto con la sorprendente cantidad de 33 toneladas al año así que con el objetivo de recordar la receta tradicional que año con año nos acompaña en las fiestas de noviembre prepararon el pan más grande de México que necesitó 400 kilos de huevo 100 kilos de harina y 200 kilos de azúcar para deleitar a los poblanos.

El gusto por ésta deliciosa tradición tiene un antiguo origen que se remonta a la época de los sacrificios humanos en los que ofrecían un corazón sangrante a los dioses y el que dirigía tan particular ritual lo mordía en señal de agradecimiento.

Cuando los españoles llegaron decidieron hacer sólo una representación de ese ritual y elaboraron un pan de trigo en forma de corazón espolvoreado con azúcar de color roja aludiendo a la sangre. Desde entonces en cada Día de Muertos adornamos el altar con diferentes alimentos sin que falte éste azucarado postre que ha evolucionado en su figura y sabor con el paso de los años.

El pan de muerto es tan diverso que se clasifica por forma y hasta por color pero el más tradicional es aquél que tiene protuberancias que simulan huesos y que está espolvoreado con azúcar.

Sección: