Usted está aquí

Templo Mayor

Templo Mayor

Antiguamente, los mexicas consideraban al Templo Mayor como el centro del universo lo que hacía imposible cambiar el templo a otro lugar. Por esta razón, para agrandarlo construían un nuevo edificio sobre el anterior con las mismas dos capillas en la cúspide y escalinata doble en la fachada principal.

 

La zona arqueológica del Templo Mayor consta de 1.2 hectáreas. El lugar más predominante dentro del Templo Mayor es el edificio religioso más importante de Tenochtitlan, dedicado a Huitzilopochtli, dios solar de la guerra, y a Tláloc, dios de la lluvia.

 

Dentro del recinto principal del Templo Mayor ocurría lo más importante de la vida política, religiosa y económica mexica. Las fiestas que el tonalpohualli marcaba así como la entronización de tlatoanis y los funerales de viejos gobernantes se llevaban a cabo ahí.

 

El Templo Mayor posee 78 edificios. Este centro ceremonial fue construido en siete etapas y tuvo cuatro ampliaciones que, posiblemente, daten de años anteriores a 1428 y terminaron entre 1500 y 1521.

 

La zona arqueológica fue descubierta el 21 de febrero de 1978 por un grupo de trabajadores de la Compañía Luz y Fuerza de México del Centro que estaban a cargo del ingeniero Felipe Curcó Bellet.

 

En 1987 fue construido, como anexo a la misma zona arqueológica, el Museo del Templo Mayor, obra de Pedro Ramírez Vázquez y Jorge Ramírez Campuzano. El museo cuenta con ocho salas y muestra miles de objetos precolombinos descubiertos en el templo.

 

Actualmente, en este lugar, se realizan diferentes actividades como conferencias, recorridos, exposiciones, con el fin de adentrar al público a lo que es el significado de este importante lugar para los mexicas. Se encuentra en el Centro de la CDMX, cerca de la Catedral Metropolitana y Palacio Nacional.

 

El museo permanece abierto de martes a domingo de 9 de la mañana a 5 de la tarde siendo los domingos el día que se cuenta con entrada libre para nacionales y extranjeros que residen en el país.

Sección: